MUERE EL MATEMATICO Y ASTRONOMO JUAN KEPLER

MUERE EL MATEMATICO Y ASTRONOMO JUAN KEPLER

HoyEnLaHistoria | 30 Noviembre 1930

Nació el 27 de diciembre de 1571, en Weil der Stadt, Württemberg. Fue un niño enfermizo que padeció de furúnculos, dolores de cabeza, miopía, infecciones de la piel, fiebres y afecciones al estómago y a la vesícula. Con cuatro años, casi sucumbió con los estragos de la viruela.

30 NOVIEMBRE 1930 MUERE EL MATEMATICO Y ASTRONOMO JUAN KEPLER

30 NOVIEMBRE 1930 MUERE EL MATEMATICO Y ASTRONOMO JUAN KEPLER

Cursó estudios de Teología y clásicas en la Universidad de Tübingen. Tuvo como profesor de matemáticas a Michael Maestlin, partidario de la teoría heliocéntrica  del movimiento planetario desarrollada en principio por Nicolás Copérnico. En el año 1594, viaja a Graz (Austria), donde elaboró una hipótesis geométrica compleja para explicar las distancias entre las órbitas planetarias. Posteriormente, dedujo que las órbitas de los planetas son elípticas. Sostenía que el Sol  ejerce una fuerza que disminuye de forma inversamente proporcional a la distancia e impulsa a los planetas alrededor de sus órbitas. Publicó un tratado titulado Mysterium Cosmographicum en 1596.

Profesor de astronomía y matemáticas en la Universidad de Graz de 1594 hasta 1600. Fue ayudante del astrónomo danésTycho Brahe en su observatorio de Praga y la muerte de éste en 1601, fue nombrado matemático imperial y astrónomo de la corte del emperador Rodolfo II. Una de sus obras más importantes durante este periodo fue Astronomía nova (1609), fruto de sus esfuerzos para calcular la órbita de Marte. El tratado contiene la exposición de dos de las llamadas leyes de Kepler sobre el movimiento planetario. Según la primera ley, los planetas giran en órbitas elípticas con el Sol en un foco. La segunda, o regla del área, afirma que una línea imaginaria desde el Sol a un planeta recorre áreas iguales de una elipse durante intervalos iguales de tiempo. En el año 1612 se hizo matemático de los estados de la Alta Austria.

Publicó Harmonices mundi, Libri (1619), cuya sección final contiene otro descubrimiento sobre el movimiento planetario (tercera ley): la relación del cubo de la distancia media (o promedio) de un planeta al Sol y el cuadrado del periodo de revolución del planeta es una constante y es la misma para todos los planetas. Le siguió Epitome astronomiae copernicanae (1618-1621), que reúne todos sus descubrimientos en un solo tomo. Su última obra importante aparecida en vida fueron las Tablas rudolfinas (1625). Basándose en los datos de Brahe, las nuevas tablas del movimiento planetario reducen los errores medios de la posición real de un planeta de 5 °a 10′.

Además realizó aportaciones en el campo de la óptica y desarrolló un sistema infinitesimal en matemáticas, que fue un antecesor del cálculo.

Johannes Kepler falleció el 15 de noviembre de 1630 en Regensburg. Compuso este epitafio para su lápida: «Medí los cielos, y ahora las sombras mido, En el cielo brilló el espíritu, En la tierra descansa el cuerpo».

Publicado en Efemérides, Historia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

HoyEnLaHistoria | 29 Noviembre 1937

Un hombre y una mujer (en francés: Un homme et une femme) es una película francesa estrenada en 1966. La película fue escrita por Claude Lelouch y Pierre Uytterhoeven, y dirigida por Lelouch. Es notable su fotografía, calificada por la crítica como «exuberante» (Lelouch ya tenía experiencia realizando fotografía para publicidad), que ofrece frecuentes secuencias entre tomas a todo color, en blanco y negro, y otras con tonos de sepia, dependiendo del tema tratado en cada escena; también ganó fama por su memorable tema musical creado por Francis Lai.

29 NOVIEMBRE 1937 NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

29 NOVIEMBRE 1937 NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

Una secuela titulada Un hombre y una mujer: 20 años más tarde (Un Homme et une Femme, 20 ans déjà) fue lanzada en 1986. Cuenta la historia de Anne (Anouk Aimée), una viuda joven que trabaja como script (secretaria en la industria del cine) y cuyo marido (Pierre Barouh) fue un «stuntman» (especialista en escenas peligrosas) que murió en un accidente en el estudio de cine. Jean-Louis (Jean-Louis Trintignant) es un piloto de coches de carreras cuya esposa se suicidó después de que Jean-Louis casi muriera tras un accidente durante las 24 horas de Le Mans.

Anne y Jean-Louis se conocen en la escuela de sus respectivos hijos en Deauville. Comparten un viaje a París una noche después de que Anne perdiera el último tren y su atracción mutua es inmediata. La historia sigue el florecimiento de su relación durante varios viajes a Deauville, mientras se enamoran a pesar de la sensación de culpa de Anne y de la turbación por la pérdida de su marido difunto. Después de una noche juntos en Deauville Anne se siente incapaz de ser infiel a la memoria de su esposo y decide dejar a Jean-Louis. Mientras ella está viajando de regreso a París en tren, Jean-Louis corre por la ruta para tratar de verla en la estación a su llegada. Cuando ella desciende del tren se encuentra con la sorpresa de verle allí. Feliz de que su amante haya regresado a ella, Anne le abraza en las escenas finales de la película. Queda abierta a la interpretación del público cuál es el curso que seguirá su relación.

Publicado en Cine, Efemérides, Historia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

SE INAUGURA EL SERVICIO TELEFÓNICO ENTRE MÉXICO Y CANADA

SE INAUGURA EL SERVICIO TELEFÓNICO ENTRE MÉXICO Y CANADA

HoyEnLaHistoria | 29 Noviembre 1927

Inauguración del servicio telefónico internacional entre México y Canadá en las oficinas generales de la Compañía Telefónica y Telegráfica mejicana. 29.XI.1927. De izquierda a derecha: Mr. E.B. Hawken; Mr. W.H. Hobbs; Mr. P.M. Mc.Cullough, ingeniero jefe de la

29 NOVIEMBRE 1927 SE INAUGURA EL SERVICIO TELEFÓNICO ENTRE MÉXICO Y CANADA

29 NOVIEMBRE 1927 SE INAUGURA EL SERVICIO TELEFÓNICO ENTRE MÉXICO Y CANADA

Compañía Telefónica y Telegráfica Mejicana; Mr. R. Estrada Berg, superintendente general de la misma Compañía; mister J. E. Stevenson, administrador general de la Canadian Bank of Commerce; coronel W. F. Repp, vicepresidente de la Compañía Telefónica y Telegráfica Mejicana; sir H. Thornton, presidente de la Canadian National Railways System; Mr. G. R. Conway presidente de la Mexican Light and Power Cº, y Mr. D. B. Emeno, Bank of Montreal. De pie: Sr. Olivares de la Compañía Telefónica y Telegráfica Mejicana y Mr. J. M. Thompson de la misma Compañía.

Publicado en Efemérides, Historia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

MUERE ISABEL LA CATÓLICA , REINA DE ESPAÑA

MUERE ISABEL LA CATÓLICA , REINA DE ESPAÑA

HoyEnLaHistoria | 28 Noviembre 1504

Reina de Castilla; nació en la ciudad de Madrigal de las Altas Torres, el 22 de Abril de 1451: murió un poco antes de mediodía del 26 de Noviembre de 1504, en el castillo de La Mota, el cual permanece en Medina del Campo (Valladolid).Fue la hija de Juan II, Rey de Castilla, con su segunda esposa, Isabel de Portugal. Tenía apenas un poco más de tres años de edad cuando murió su padre (1454), fue educada piadosa y cuidadosamente por su madre, en Arévalo, hasta los trece años.

28 NOVIEMBRE 1504 MUERE ISABEL LA CATÓLICA , REINA DE ESPAÑA

28 NOVIEMBRE 1504 MUERE ISABEL LA CATÓLICA , REINA DE ESPAÑA

Su hermano, el Rey Enrique IV, se hizo cargo de ella junto con su hermano Alfonso en su corte; con el pretexto de completar su educación, pero en realidad – como Flórez nos platica- para prevenir que los dos niños regios sirvieran de modelo en el cual los nobles descontentos pudieran ridiculizar. Los nobles Castellanos habían estado incrementando constantemente su poder durante las repetidas largas minorías por donde la corona había pasado, y habían tomado ventaja de las debilidades de Reyes como Enrique II y Juan II. En esa época ellos habían alcanzado el punto de despojar completamente el trono de su autoridad.

Ellos aprovecharon por si mismos la increíble imbecilidad y de las relaciones escandalosas entre Juana de Portugal, su segunda esposa, y su favorito, Beltrán de la Cueva. Derrotado en Olmedo, y despojado de su líder, el Infante Alfonso, quien murió – envenenado, como se creyó – el 5 de Julio de 1468, ellos solicitaron para obtener la corona para la Infanta Isabel, rechazando a la presunta hija del Rey, Juana, quien era llamada «La Beltraneja» por la suposición que Don Beltrán era su padre verdadero. En ésta ocasión Isabel dio una de sus más anticipadas pruebas de sus grandes cualidades, rechazando la usurpada corona ofrecida a ella, y declarando que mientras su hermano viviera nunca aceptaría el título de reina.

El Rey, por su parte cometió la asombrosa tontería de reconocer a Isabel como su inmediata heredera, en la exclusión de Juana. Los Historiadores han estado generalmente complacientes a interpretar este acto de Enrique IV como una confesión implícita de su propia deshonra. Para ser estrictamente justos, sin embargo, esto no era así, porque aún cuando si Juana era su hija en realidad, como ella era la presunta jurídica, podía haber conducido a la violencia de los nobles, quienes solicitaron darle la corona a Isabel inmediatamente, y comprometerse con ellos a hacerla su heredera, como el hizo en la «Posada de los Toros» de Guisando (La Venta de los Toros), el 19 de Septiembre de 1468.

Un año antes de esto, Isabel estuvo viviendo en Segovia, separada de la corte, la cual se asentaba en Toledo; después de la conclusión del pacto ella estuvo en disputa con su hermano, el rey a cuenta de su plan para el matrimonio de ella. En 1460 Enrique había ofrecido ya la mano de Isabel a Don Carlos, Príncipe de Viana, el hijo primogénito de Juan II de Aragon, y heredero, al mismo tiempo, del reino de Navarra. Este Enrique fue a pesar de la oposición del Rey de Aragón, quien deseó obtener la mano de Isabel (que incluyó con la corona de Castilla) para su hijo más pequeño Fernando.

Las negociaciones fueron prolongadas hasta la infeliz muerte del Príncipe de Viana. En 1465 se hizo el intento de arreglar el matrimonio entre Isabel y Alfonso V de Portugal, pero la princesa había ya escogido a Fernando de Aragón por esposo y por lo tanto se opuso a esa alianza.

Por la misma razón ella posteriormente rechazó casarse con Don Pedro Girón, Maestro de Calatrava, un miembro de la poderosa familia Pacheco, a quien el Rey solicitó conquistar por estos medios. Otros aspirantes para la mano de Isabel fueron Ricardo, Duque de Gloucester, hermano de Eduardo IV de Inglaterra, y el Duque de Guienne, hermano de Luis XI de Francia.

Las Cortes fueron reunidas en Ocaña en 1469 para ratificar el Pacto de Guisando, cuando un embajador arribó de Portugal para renovar la petición de Alfonso V por la mano de Isabel. Cuando ella declinó esta alianza el rey fue tan lejos como pudo, para amenazarla con encarcelarla en el Alcázar de Madrid, y aún cuando temeroso de los adeptos de la Infanta le impidió a él llevar a cabo esta amenaza, exigió de su hermana una promesa para no entrar en ninguna negociación matrimonial durante su ausencia en Andalucía, adónde el estuviera en el momento de emprender un viaje. Pero Isabel, tan pronto como ella estuvo sola, se apartó con la ayuda del Arzobispo de Toledo y del almirante de Castilla, Don Fadrique Enriquez, hacia Madrigal y después a Valladolid, y desde allá envió a Gutierre de Cárdenas y Alfonso de Palencia en Busca de Fernando, quien había sido proclamado Rey de Sicilia y heredero de la monarquía Aragonesa.

Fernando después de una jornada, la historia del cual lees como una novela, por sus peligros y su interés dramático, se casó con Isabel en el palacio de Juan de Vivero, en 1469. A la muerte de Enrique IV, Isabel, quien estaba entonces en Segovia, fue proclamada Reina de Castilla. Pero La Beltraneja había sido prometida de Alfonso V de Portugal, y Enrique, revocando el pacto de Guisando, le había causado a ella ser proclamada heredera de sus dominios. El Arzobispo de Toledo, el Marqués de Villena, el Maestro de Calatrava, y otros nobles, quienes en vida del padre de ella habían negado la legitimidad de La Beltraneja, ahora defendieron sus reclamos. Y así fue como empezó una guerra entre España y Portugal la cual duró cinco años, finalizando con la paz en 1479, cuando una doble alianza fue comprometida.

La Beltraneja, sin embargo, abandonó sus reclamos, llevando el velo en el monasterio de Santa Clara de Coimbra (1480), y con ese suceso el derecho de Isabel al trono de Castilla llegó a ser indiscutible. Fernando mientras tanto había tenido éxito en el trono de Aragón, y así la unidad definitiva de la nación Española fue consumada en los dos monarcas a quienes el Papa Español, Alejandro VI dio el título de «Católico» al cual los Reyes de España aún sustentan. Isabel lució su prudencia y gentileza – cualidades que ella poseía en un grado rara vez igualado — en el acuerdo que ella hizo con Fernando para el gobierno de sus dominios: Ellos debían mantener igual autoridad, un principio expresado en el plan o lema, «Tanto monta, monta tanto -Isabel como Fernando (Tan honorable es uno como lo es el otro – Isabel como Fernando)».

La unión armoniosa de las gentes y las coronas siendo así realizadas, era necesario para reducir el poder de los nobles, quienes habían adquirido una posición casi independiente de la corona y haciendo dificultoso un buen gobierno. Hacia este objetivo los soberanos Católicos dirigieron sus esfuerzos; entre las medidas que ellos tomaron podrían mencionarse brevemente: (1) el establecimiento de la Santa Hermandad (Santa Hermandad), una clase de fuerza militar permanente, muy completamente organizada, apoyada por los consejales municipales, y destinada para la protección de las personas y propiedades contra la violencia de los nobles; (2) Una administración de justicia renovada y propiamente ordenada con una organización sensata de los tribunales, el establecimiento de el Tribunal en Valladolid, y la promulgación de los edictos reales generalmente llamados «Edictos de Montalvo» en seguimiento al jurisconsulto quien los redactó; (3) la abolición del derecho de acuñar moneda, el que ciertos individuos conservaban, y la regulación de las leyes de la moneda en circulación para facilitar el comercio; (4) la revocación de permisos extravagantes hechos a ciertos nobles durante el reinado de los últimos monarcas, la demolición de sus castillos, los cuales constituían una amenaza a la paz pública, y revestir a la corona de la superioridad de las órdenes militares.

Para preservar la pureza de la Fé y unidad religiosas, contra las intrigas de los Judíos, quienes estuvieron empleando la influencia de su riqueza y sus tratos usureros para pervertir a los Cristianos, los soberanos Católicos solicitaron del Papa Sixto IV el establecimiento de la Inquisición.

Sus gobiernos así fortalecidos en casa, los soberanos procedieron a llevar un cumplimiento, por la conquista de Granada, el gran trabajo de reconquista el cual había estado virtualmente parado desde el tiempo de Alfonso XI. La toma del Sahara, de la cual los Moros se posesionaron por si mismos de sorpresa, facilitando una ocasión para la guerra; la cual se favoreció felizmente con la conquista de Alhama (Marzo de 1482). Los Cristianos fueron favorecidos por los problemas internos de Granada, los cuales fueron debidos a la partida de el Emir Muley Asan y su hijo Boabdil, y, después la muerte del primero, a los partidarios de su tío Abdallah el Zagal. Los soberanos mantuvieron la guerra a pesar de las seria derrotas obtenidas por ellos en Ajarquia y Loja, y posesionados ellos mismos de Coin, Guadix, Almería, Loja, Vélez, Málaga, y Baza. Isabel tomó una parte importante en la guerra; no sólo atendió ella el gobierno del reino, y proveyó de soporte a la armada mientras Fernando combatía a la cabeza, tambien repetidamente ella visitó el campo para animar a las tropas con su presencia. Esto fue el caso en el sitio de Málaga, y en aquel de Baza, donde el uso severo de combate no impidió al líder Moro, Cid Hiaya, el despliegue de su caballería hacia la Reina.

Ella estuvo en peligro de ser asesinada por una fanático Mahometano ante los muros de Málaga, y de perecer en la conflagración del sitiado campo de Granada. En consecuencia de esta conflagración la ciudad de Santa Fe fue edificada, para poner un final a las vanas esperanzas de la gente de Granada, que los soberanos Católicos abandonarían sus empresas. Granada se rindió el 2 de Enero de 1492, y la unidad territorial de los Monarcas Españoles fue establecida. Para proteger su unidad normal, un edicto fue emitido tres meses después (31 de Marzo), expulsando de España a los Judíos (170,000 a 180,000 almas), cuyas ciudades habían admitido a los invasores Musulmanes en el siglo octavo, y quienes constituyeron un peligro perpetuo a la independencia y seguridad de la nación.

Mientras ellos mantenían la guerra contra Granada Cristóbal Colón se presentó por si mismo a los soberanos Católicos, y la Reina Isabel sintió el honor de apreciar al genio que no había sido apreciado en Genova, en Venecia, o en Portugal. Protegido primero de todo por los frailes Españoles, fue presentado a la reina por su confesor, el Padre Hernando Talavera, y por el Cardenal Mendoza (Cardenal de España); y con los medios que el Rey y la Reina procuraron para él habilitó las tres famosas carabelas que colocaron a America en comunicación con el Viejo Mundo. Embarcando el 3 de Agosto de 1492, del Puerto de Palos, descubrió el 12 de Octubre – el día en que se festeja a Nuestra Señora del Pilar que se observa en España – la primera de las Islas Bahamas.No sólo demostró Isabel la Católica ser siempre la protectora de Colón, sino fue también la protectora de los Aborígenes Americanos contra el maltrato de los colonizadores y aventureros. En 1503, ella organizó el Secretariado de Asuntos Indios, que fue el origen del Consejal Supremo de las Indias. Isabel no fue menos que la patrona del gran Cisneros en la reformación de los monasterios de España, un trabajo que él perfeccionó bajo la autoridad de Alejandro VI dado en la brevedad de Marzo de 1493, y lo cual anticipó las reformas posteriores ejecutadas a través de la Iglesia entera. El buen gobierno de los soberanos Católicos trajo la prosperidad de España a su apogeo, e inauguró la edad dorada del país. La manufactura de ropa y sedería desarrollado en Segovia, Medina, Granada, Valencia y Toledo, como también lo relacionado con vidrio y armas de acero, de cuero y artículos de plata.

La Agricultura prosperó, mientras que la navegación y el comercio crecieron a una altura sin precedente a consecuencia de los grandes descubrimientos de la época.La Reina Isabel con su ejemplo dirigió la forma de fomentar el amor al estudio, y en muchas veneraciones su Corte recuerda a Carlomagno. Cuando ella era ya una persona mayor se dedicó por si misma al estudio del Latín, y llegó a ser una vehemente coleccionista de libros, de los cuales coleccionó un gran número. Su Castellano ha sido clasificado como un modelo del lenguaje por la Real Academia Española. Fue extremadamente cuidadosa por la educación de sus cinco hijos (Isabel, Juan, Juana, María y Catalina), y para educar al Príncipe Juan y a otros diez niños, ella instaló en su palacio una escuela similar a la Escuela Palatina de los Carlovingios. Sus hijas, también, obtuvieron un grado de educación superior a la acostumbrada en esa época, y ellas así combinaron con sus enseñanzas las labores peculiarmente apropiadas a su sexo, que Fernando el Católico podría imitar a Carlomagno en el no uso de prendas de vestir que no hayan sido tejidas o cosidas por su esposa y sus hijas. Este ejemplo de la reina, un modelo de virtud, piedad y economía doméstica, quien remendó una vestidura para su esposo el rey tan seguido como siete veces, ejerció una gran influencia moral sobre la nobleza desalentando lujos excesivos y pasatiempos vanos. Fomentó también el aprendizaje no sólo en las universidades y entre los nobles, sino también entre las mujeres. Algunas de las distinguidas posteriormente entre ellas mismas por sus adelantos intelectuales – por ejemplo: Beatriz Galinda, llamada la Latina, Lucía Medrano y Francisca Nebrija, la Princesa Juana y la Princesa Catalina (quien posteriormente llegó a ser Reina de Inglaterra), Isabel Vergara, y otras quienes alcanzaron gran habilidad en Filosofía, Latín y Matemáticas, y llegaron a ser calificadas a ocupar posiciones profesionales en las universidades de Alcalá y Salamanca.Isabel la Católica fue extremadamente infeliz con sus hijos. El Príncipe Juan murió en su juventud, lleno de las más brillantes promesas; Catalina fue eventualemte repudiada por su esposo Enrique VIII; Juana, heredera del reino, perdió la razón. El trato no menos memorable en la vida de Isabel fue la preparación de aquella última voluntad y testamento, inmortalizada en las pinturas de Rosales en el Museo de Madrid. Su corazón fue cubierto con simpatía por la suerte de los Indios Americanos, ella encargó a sus sucesoras protegerlos como ellas respetaron sus otros súbditos, y ella señaló la misión de España en Africa – una misión que los problemas marroquíes ha tardado lo suficiente para llevarlo al conocimiento del mundo.

Publicado en Efemérides, Historia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

NACE EL PROYECTO DE ESTABLECER EL PREMIO INTERNACIONAL SOR JUANA INES DE LA CRUZ

NACE EL PROYECTO DE ESTABLECER EL PREMIO INTERNACIONAL SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

Por: José Luis Uribe Ortega | Catalizador

  • Lo propuso el Gremio Periodístico organizado de México a través de Conalipe
  • Su primera entrega: 17 de abril de 2018, para hombres y mujeres poetas

El gremio periodístico  organizado de México, Club Primera Plana, la Federación de Asociaciones de Periodistas  Mexicanos (Fapermex), el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo (Conalipe) y la Asociación Nacional de Locutores de México, hicieron la propuesta  formal de establecer en nuestro país el  Premio Internacional Sor Juana Ines de la Cruz, a fin de que el mundo conozca más a fondo el pensamiento, la inmensa labor y el legado poético de la más universal de las mujeres mexicanas.

Lo anterior aconteció durante la sesión comida de trabajo del Club de periodistas Primera Plana presidido por quien esto escribe, en la que el Director General del Centro Cultural Sor Juana Ines de la Cruz, Juan Carlos Reyes Ramos y el Presidente del  Patronato que lleva al nombre de la poetisa , Nepantla, Estado de México, asistieron en calidad de invitados distinguidos para comentar con los periodistas afiliados al club más antiguo y arraigado de nuestro país, la inmensa labor que han desarrollado, con la intensión de preservar vestigios de la vida privada de la Décima Musa y difundir su inmensa obra.

Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz

La sesión, indudablemente, se desarrolló en un clima de expectación y de profundo interés por parte de los comunicadores, que aunque la mayoría tienen conocimiento de la obra de la poetisa, escuchar de primera voz datos inéditos y contundentes, sobre una labor de diez años al frente del museo que resguarda los vestigios de la primera morada de la ilustre monja  Jerónima.

Ambos invitados coincidieron en señalar la idea de que los periodistas el CLUB PRIMERA PLANA, representaban el mejor pódium y  mejor público, “que a pesar de la carga de trabajo, se prestan amablemente para compartir de Manera afable, experiencias mutuas, con el objetivo de acercar pensamientos hacia el trabajo de la más universal de las mujeres que esta tierra ha visto crecer (Nepantla)”.

Reyes Ramos, de manera amplia y clara dio a conocer logros del museo y explicó que entre los objetos exhibidos en esa galería, se encuentra la reproducción de la vajilla de la familia Ramírez, cuya manufactura original data de 1630;  la maqueta que reproduce el modelo habitacional donde probablemente la pequeña Ines, acaricio sus primeras palabras. También se puede conocer la iconografía y galería permanente, dedicada en su totalidad a la poeta, así como una sala de consulta y estudios sorjuanianos, cuya colección reúne más de 350 ejemplares, entre libros, discos compactos, radionovela entre otros, lo que se  han reunido a lo largo de 22 años.

Invitaron a la sociedad en su conjunto a asistir a ese hermoso lugar, ubicado al pie del Volcán Popocatépetl (Nepantla), “la tierra donde los rayos del sol miran de hito en hito y no bizcos como en otros lados” según palabras de la misma Sor Juana, para que observen el profundo amor que existe en torno a la niña Ines, nacida en Nepantla un 12 de noviembre de 1648 y murió el  domingo 17 de abril de 1695 a los 47 años de edad, ahí, abundo podrán conocer como fue el entorno social, como vestía, y como fue de inquieta en su niñez.

Agradeció el apoyo que han recibido de parte de la Secretaria de Cultura del Gobierno del Estado de México, así como de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional, UNAM y UNITEC, entre otras instancias educativas, lo que permitido aperturar espacios, tender puentes hacia el conocimiento de la Décima Musa, desde el mismo sitio de su alumbramiento.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, consideró que el nombre real es Ines, por lo que se estima que lo de Sor Juana Ines de la Cruz, fue  adoptado al ingresar al convento.

Fue en esa parte del protocolo de las sesiones de trabajo del Club Primera Plana, donde Teodoro Rentería Arroyave, en su calidad de presidente del conalipe,  a nombre del gremio periodístico organizado de México, lanzó la propuesta de establecer el Premio Internacional Sor Juana Ines de la Cruz, a fin de que año con año se reconozca la labor de poetas tanto de varones como de damas, proyecto que fue avalado por el Club Primera Plana y por los funcionarios del museo erigido en memoria a la Décima Musa y  que una vez registrado y oficializado, su primera entrega de la presea seria en el aniversario luctuoso: 17 de abril próximo.

Rentería Arroyave, fundamento su propuesta al poner como ejemplo que en España se otorga al Premio Cervantes a los mejores exponentes de la literatura. En México, dijo, sería para reconocer la labor de poetas y otras actividades que realizó Sor Juana.

También se habló del  interesante proyecto “Almas Gemelas de Sor Juana” que pretende llevar a la musa por el mundo hermanándola con poetas de cuarenta países.

Publicado en Columnas, Educación | Etiquetado , | Deja un comentario