NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

HoyEnLaHistoria | 29 Noviembre 1937

Un hombre y una mujer (en francés: Un homme et une femme) es una película francesa estrenada en 1966. La película fue escrita por Claude Lelouch y Pierre Uytterhoeven, y dirigida por Lelouch. Es notable su fotografía, calificada por la crítica como «exuberante» (Lelouch ya tenía experiencia realizando fotografía para publicidad), que ofrece frecuentes secuencias entre tomas a todo color, en blanco y negro, y otras con tonos de sepia, dependiendo del tema tratado en cada escena; también ganó fama por su memorable tema musical creado por Francis Lai.

29 NOVIEMBRE 1937 NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

29 NOVIEMBRE 1937 NACE CLAUDE LELOUCH CINEASTA FRANCES

Una secuela titulada Un hombre y una mujer: 20 años más tarde (Un Homme et une Femme, 20 ans déjà) fue lanzada en 1986. Cuenta la historia de Anne (Anouk Aimée), una viuda joven que trabaja como script (secretaria en la industria del cine) y cuyo marido (Pierre Barouh) fue un «stuntman» (especialista en escenas peligrosas) que murió en un accidente en el estudio de cine. Jean-Louis (Jean-Louis Trintignant) es un piloto de coches de carreras cuya esposa se suicidó después de que Jean-Louis casi muriera tras un accidente durante las 24 horas de Le Mans.

Anne y Jean-Louis se conocen en la escuela de sus respectivos hijos en Deauville. Comparten un viaje a París una noche después de que Anne perdiera el último tren y su atracción mutua es inmediata. La historia sigue el florecimiento de su relación durante varios viajes a Deauville, mientras se enamoran a pesar de la sensación de culpa de Anne y de la turbación por la pérdida de su marido difunto. Después de una noche juntos en Deauville Anne se siente incapaz de ser infiel a la memoria de su esposo y decide dejar a Jean-Louis. Mientras ella está viajando de regreso a París en tren, Jean-Louis corre por la ruta para tratar de verla en la estación a su llegada. Cuando ella desciende del tren se encuentra con la sorpresa de verle allí. Feliz de que su amante haya regresado a ella, Anne le abraza en las escenas finales de la película. Queda abierta a la interpretación del público cuál es el curso que seguirá su relación.

Esta entrada fue publicada en Cine, Efemérides, Historia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *